Escrito por 5:50 pm ASIA, Japón, VIAJA

Visitar el santuario Fushimi Inari en Kioto

Hablar de Japón sin hablar de sus santuarios o monasterio, es quitar una parte muy importante de la historia,  de la cultura y del modo de vida. No podemos dejar de un lado esta parte tan importante y tan increíble. Y del mismo modo, es imposible no hablar de Kioto sin hablar del santuario Fushimi.

Hace tiempo, tuvimos la oportunidad de visitar el santuario Fushimi Inari. O Como es su nombre verdadero, el Santuario sintoísta Fushimi Inari Taisha (伏見稲荷大社).

Breve historia del santuario Fushimi Inari

El santuario Fushimi Inari es uno de los más antiguos de todo Japón. Localizado en el sur de Kioto, este santuario se remonta al siglo VIII (bastante antiguo). y es uno de los más importantes dedicados a la deidad Inari.

Inari es la deidad del arroz y por lógica, se le asocia con los comerciantes o los comercios (se pide para que tu comercio tenga abundancia).

De este modo, una característica muy importante es qué sus más de 4 km de caminos y miles de puertas o toriis son donados por comerciantes y empresarios, marcados con su nombre o con el nombre de la empresa.

Visitar el santuario Fushimi Inari

Este lugar, ubicado al sur de Kioto es fascinante. Es uno de los santuarios sintoístas más visitados y con gran importancia en todo japón. Su desarrollo data del siglo VIII.

Visitar el santuario Fushimi Inari es conocer un poco más a profundidad la historia y el modo de vivir, de sentir y de explorar de los japoneses. Si bien está abierto las 24 horas del día, nosotros recomendamos para que no se haga pesada la visita lo más temprano posible. Así el sol no pega tanto y disfrutarás más la experiencia.

El lugar de los más de 1,000 torii

Durante sus más de 4 km de extensión, podremos pasar por cada una de las puertas (se cuenta que son más de 1,000) y los mismos comerciantes o gente que ha donado para tener su propia puerta y recibir más cosecha. Armando, el guía me comentó que incluso uno puede donar para tener su propio torii (nombre que se le dan a dichas puertas).

Este lugar es impresionante, tanto por la historia, como por el recorrido que se puede hacer.

Si uno quiere ofrecer una buena cosecha en el año, puede comprar unas pequeñas puertas y ponerlas en ofrenda para que desde donde esté, salga bien las cosas.

En cuanto entremos al templo, podremos apreciar la puerta Romon. La puerta Romon esta la puerta de acceso al santuario fushimi.

Dicha puerta fue construida por el general Toyotomi Hideyoshi en 1589.

La leyenda dice que cuando la madre del general cayó enferma, éste empezó a rezar y pedirle a Inari, y prometió una generosa donación si su madre se salvaba. Y finalmente se salvó, por lo que mandó construir la puerta Romon a las orillas del santuario Fushimi.

Cómo llegar al Santuario Fushimi

La forma más fácil de llegar es a través de los trenes. Se puede tomar el tren en la estación central de Kioto y tomar la JR Naranja (créanme, aunque parezca difícil, es muy sencillo moverse en Japón), y bajarse en la estación “Inari”.

En cuanto lleguen, el zorro o “kitsune” será visible (¿les conté que el zorro es el mensajero del dios Inari?).

Así cuando salimos de la estación, veremos el primero zorro, y empezaremos a ver las Torii.

En definitiva es un lugar que si vas a Kioto, no puedes dejar de visitar el santuario Fushimi Inari en Kioto. Créanme que es una experiencia increíble. Y sobre todo, si eres alguien que le encanta tomarse fotos en lugares diferentes, te encantarán las mezclas de colores y las sombras que llegan a dar dichas puertas.

Y platíquenme. ¿Alguno ya ha tenido la oportunidad de visitar este mítico lugar? ¿Ya sabías de la historia de las torii? Platícame en los comentarios, o envíame tus dudas a la página de contacto o a raul@placeresdelavida.com.

No lo dejes de hacer, sígueme en Instagram

(Visited 19 times, 1 visits today)
¡Regístrate al boletín de noticias! Odio el SPAM tanto como tú.
Close