fbpx

¿Turista o Viajero?

Me parece que existen ya muchas versiones de este tema, y de lo que me pude dar cuenta de que no contribuye en nada hacer una comparación ya que de malo nada tiene ser un turista, al mismo tiempo que el ser un viajero no te hace mejor que nadie.

Uno de mis propósitos al escribir, a pesar de que no soy profesional y seguramente me expreso de manera muy deficiente aún, es que mis notas se alejen en la mayor medida posible de lo que veo en demasía en el internet. No quiero caer en los recetarios, en los 10 pasos infalibles, en las comparaciones, en el “debes si quieres”, ya que otra de las revelaciones que he tenido es que nada funciona de igual manera para dos individuos.

Cada uno de los seres humanos somos un mundo aparte, un universo distinto, estamos unidos por todo lo inexplicable pero la historia que escribimos es distinta en cada nivel, y por eso, esta nota la escribo desde mi experiencia y dejo en ti la decisión de lo que quieres hacer de tu experiencia de viaje. ¿Sale?

Como saben, trabajo en una empresa de viajes de aventura, soy líder de grupos, es decir, el 80% de mi tiempo lo paso en carretera, durmiendo en hoteles, comiendo en restaurantes y llevándolos de la mano a través del itinerario en turno.

¿Es el trabajo que todo mundo quisiera?

No (Aunque parezca que si).

¿Es un trabajo maravilloso?

Sí, definitivamente, y por muchas razones pero sobre todo por todo lo que me está dejando de aprendizaje y que poco a poco me está inspirando a compartir a través de la palabra escrita.

Cuando entré a colaborar para mi empresa, supuse siempre que la gente con la que viajaría era mucho como yo, que buscaba siempre ampliar horizontes y que a pesar de sus miedos buscaba atreverse a lo impensable.

Me equivoqué.

Y reitero, de malo nada tiene, así es y ya.

Hasta el día de hoy que estoy compartiendo finalmente espacio, tiempo y camino con gente muy similar a mi, viajeros de verdad.

Entonces, ¿Qué es lo que en mi opinión hace a un viajero?

Esta es mi lista:

  1. Un viajero dibuja un plan
  2. Un viajero tiene propósitos
  3. Un viajero habla con la gente local
  4. Un viajero hace preguntas
  5. Para un viajero el idioma no es una barrera
  6. Un viajero se atreve a probar cosas nuevas
  7. Un viajero no busca comodidad
  8. Un viajero entiende que no está en su país y no lo compara
  9. Un viajero hace amistades a donde va
  10. Un viajero no tiene que verlo todo
  11. Un viajero no derrocha su dinero
  12. Un viajero busca reducir su impacto
  13. Un viajero se asombra a cada paso
  14. Un viajero agradece las nuevas experiencias
  15. Un viajero sabe que a cada paso la vida le cambia

Reitero, esta no es una lista a seguir ni mucho menos, esta es la lista de lo que he observado y me encanta.

Trabajar con viajeros es delicioso y relajante.

Compartir con viajeros reduce el estrés y abre las puertas a muchos mundos desconocidos.

Los viajeros son amigos para siempre y nuevos sellos en tu pasaporte.

Los viajeros son largas charlas con mentes abiertas y toneladas de aprendizaje.

Me encanta ser una viajera y conocer a mis colegas en el universo.

La edad no importa, la nacionalidad se olvida, inclusive el nombre es lo último de lo que se habla.

Se comparte de todo y se borran las fronteras.

Por todo lo anterior esta no es una lista o una receta, sino más bien es una invitación a este universo de locos viajeros interesados tan solo en borrar todos los límites y comernos el mundo a bocanadas.

Un abrazo fuerte desde Rio Dulce, Guatemala.

About the author

Related