"Pies para que los quiero si tengo Alas para volar" Frida Kahlo

“Pies para que los quiero si tengo Alas para volar” Frida Kahlo

Ten siempre a Itaca en tu mente.
Llegar allí es tu destino.
Mas no apresures nunca el viaje.
Mejor que dure muchos años
y atracar, viejo ya, en la isla,
enriquecido de cuanto ganaste en el camino
sin aguantar a que Itaca te enriquezca.

Itaca te brindó tan hermoso viaje.
Sin ella no habrías emprendido el camino.
Pero no tiene ya nada que darte.

Aunque la halles pobre, Itaca no te ha engañado.
Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia,
entenderás ya qué significan las Itacas. (Extracto de Poema Ítaca de CP Cavafis)

Permíteme hablarte de TU. ¿Por qué? Simplemente por que si eres un viajero para ti no existen más las formalidades.

Si, así es. Si tu pretendes ser un viajero, si deseas conocer el mundo, la sociedad como la conoces se termina para ti.

Así es.

Continua leyendo solo si estas dispuesto a saber para que se viaja.

Continua leyendo solo si estas dispuesta a que la cabeza te explote y que todas tus ideas y/o conclusiones se vean destruidas.

Continua leyendo si tienes hambre de mundo, de conocimiento, de experiencias desgarradoras, enriquecedoras y que te roban el aliento.

Si viajas por la foto, si viajas por el estatus en face, si viajas para tachar un destino de la lista… por favor no me leas.

Como Mexicana me sorprende lo mucho que puedo contar a mis casi 37 años.

Si, en efecto, hoy en día tengo cientos, sino miles de fotografías. He recorrido países en 3 continentes de todas las maneras posibles, o casi todas. He acumulado cientos de horas en el aire, he pisado decenas de aeropuertos, he empacado miles de veces,  he dormido en un cuarto de 8 dólares la noche, comida incluida, sobre un colchón muy delgado en el piso y veintenas de grillos y otros insectos rastreros. He tenido el privilegio de hospedarme también en hoteles de 5 estrellas y gran turismo en donde mi maleta vieja ha sido llevada por maleteros usando guantes blancos.

He comido el mejor Phad Thai en la calle y en restaurantes de 300 MXN o más el plato.

¿Cómo he logrado esto?

Simplemente enfocada en lo que siempre supe (lo único realmente, de todo lo demás no tenía idea): YO QUERÍA VIAJAR y lo supe desde los 12 años.

Para qué viajamos

Nunca supe cómo iba a poder hacerlo, el internet no existía, todos los recursos e información que hoy está tan sólo al insertar una frase en google no estaba ni cerquita de mi, y lo peor de todo, nadie al que yo conocía quería hacer lo mismo ni había hecho algo así… excepto UNO.

Esa sin embargo es otra historia.

Hoy quiero empezar contando el porque YO viajo HOY.

Antes claro, viajaba por la foto, viajaba por decir que había estado ahí, me llenaba de orgullo, pero he de aceptar, que sin saberlo, simplemente quería poder experimentar de primera mano las bellezas del mundo.

A mis 37 años, mi cuerpo está llenándose de cicatrices que de niña nunca tuve.

A mis 37 años puedo establecer conversaciones con extraños maravillosos cuando a mis 20 no lograba ni decir buenos días.

A mis 37 años muchas de las cosas que me generaban impaciencia hoy simplemente me hacen reir.

Hoy, tengo una energía que de adolescente no recuerdo haber tenido. Hoy siento como mi corazón bombea sangre por mi cuerpo ya que cada experiencia, buena, mala, bonita o fea, me recuerdan que estoy VIVA.

Pero, claro, los ojos se me han abierto. Pareciera que no, pero viajando estoy más cerca de la realidad y naturaleza del ser humano.

¿Cómo?

Cada botella de agua que consumo se convierte en basura. Me detengo y hago sumas. Somos muchos viajeros, muchas botellas de agua, volteo y están en el piso, el mundo está llenándose de basura.

No son pocos los puntos en los que me detengo y alguién me pide una moneda, me vende un chicle, me pide ayuda. Me detengo y observo. No solo es 1, son 10 detrás de él, muchos sin probar alimento en días, muchos sin bañarse, y yo, agradezco mi fortuna, nada más que hacer por ahora ya que la lástima que yo pueda tenerles no ayuda así como la moneda tampoco.

Reservo mi espacio en un tour por la maravilla natural de Vietnam: Halong Bay. Me emociono, me preparo, hago planes, conozco gente, sonrío, me maravillo, tomo fotos, y de repente, caigo en la cuenta, gasolina, diesel, desechos, todos al agua… ¿Cuánto durará esta belleza? ¿Que tipo de impacto estamos teniendo en nuestra naturaleza?

Nado, hago snorkel y buceo con tortugas, con delfines, con miles de peces, con el tiburón ballena, observo los colores del coral, sonrío, y sin embargo, pienso: ¿Estamos torturando a los animales? ¿Estamos invadiendo su hábitat? Las noticias hablan de las ballenas muertas por perderse debido a los ruidos que hacemos en el mar, ¿Cuánto es suficiente?

Todos estos pensamientos me abren los ojos, me dejan ver en el espejo mi reflejo, mis pasos, mis acciones y mis consecuencias, pero entiendo, el sistema se ha construido sobre la explotación de los recursos, no conocemos otra cosa, y mientras no cambie, estos viajes, estos paseos, estas experiencias, hermosas pero que muchas veces impactan negativamente, le dan trabajo, comida, techo y la oportunidad de una vida a muchos seres humanos.

¿Que quiero decir con todo lo anterior? ¿Cómo explican mis palabras el POR QUÉ?

Sencillo: camino, observo, me detengo, razono, pienso, aprendo, concluyo, me adapto, sigo avanzando, sigo creciendo, sigo sorteando obstáculos, sigo abriendo mi mente, sigo viviendo, lloro, vivo cientos de emociones, me maravillo, me destrozo, me entristezco, río, grito, canto, duermo, me desvelo, hablo, bailo y le pido perdón a la tierra, al universo, por nuestras acciones, le agradezco sin embargo habernos puesto aquí, con acceso a tanta belleza, le cuento que pretendo continuar inocente, a pesar de todo el dolor y caos que hoy se vive.

Soy viajera, soy aventurera, siempre tengo miedo, casi siempre lo supero, me planteo retos, doy un paso, a veces muy lento o quedo corta.

Viajo para SER

Soy viajera, no turista.

Soy nómada, la vida sedentaria va contra mi naturaleza. El mundo es enorme, somos más de 7 mil millones de personas, necesitamos repartir sonrisas y palabras de aliento. Necesitamos repartir riqueza, hacer que la energía traducida en dinero fluya, se transforme y haga su magia.

Los viajeros somos la resistencia frente a la sociedad que se forma sobre conceptos de intolerancia, nacionalismo, racismo, moralismo, prejuicios, reglas, hipocresías.

El viajero tiene alas, el viajero está aquí para volar, para ver y mostrar el mundo desde perspectivas diferentes.

El viajero está aquí para abrir puertas, inspirar, invitar a sus hermanos a dejar atrás miedos y “peros”.

Yo viajo para no dejar de sorprenderme, yo viajo para sentir constante adrenalina, yo viajo para conquistar aire, tierra y mar. Yo viajo para compartir con el mundo, yo viajo para crecer, yo viajo para nunca dejar de ser niña, yo viajo porque es mi mejor inversión, yo viajo para SER más, perderme y encontrarme, yo viajo porque nada más que mi espíritu se va conmigo el día que deje el cuerpo, así que es alimento para mi alma.

Si mis palabras tuvieron sentido para ti, si te inspiraron, te invito entonces a viajar, no lo pienses más, empieza ya, pero nunca dejes de preguntarte: ¿Para que viajo YO?

Facebook

About the author

Related