India nunca te deja indiferente

Quisiera iniciar la serie de entradas de mi viaje por India a través de esta entrada, ya que me encantaría que tuvieran un poco la idea del por qué India nunca te deja indiferente cuando viajas a través del país.

Recuerdo que hace tiempo, estuve leyendo blogs acerca de viajar a la India, incluso antes de saber que había sido seleccionado como uno de los bloggers del #keralablogexpress, y uno de las frases que más me causaron impacto era la siguiente:

“Puedes terminar amando u odiando a la India pero nunca te deja indiferente.”

Al momento, no le di la importancia necesaria, pero conforme la fecha de partida hacia la India se iba acercando, comencé a investigar mucho más del país para verificar qué podría encontrarme.

India nunca te deja indiferente

Al aterrizar en Bombay, empecé a sentir esa rara relación amor-odio hacia un país desconocido. Por segundos podía mostrar lo bello de un lugar, y a los pocos segundos después, una desesperación como nunca había sentido en otro lugar fuera de mi país.

El impacto que tuve al llegar a este maravilloso país fue total. Los Tuk Tuk (o también llamados Rickshaw) y su modo tan extremo de manejar te causan una sensación de querer bajarte e irte caminando, las mujeres con sus tradicionales vestidos, los vendedores y su modo tan extraño de negociar, y hasta la bipolaridad de los lugares (templos tan grandiosos, rodeados de lugares de gente muy pobre) hacen finalmente que te des cuenta que estás en un lugar único, donde podrás caminar, conocer y hasta maravillarte, pero un país como India nunca te deja indiferente.

Quiero que la gente que está por ir a este lugar, entienda que necesita tener los ojos abiertos para que sea más fácil el cambio. Kerala fue un lugar que me maravilló, y un lugar que sin duda volvería, tal vez viajando de modo distinto, más lento y más certero de lo que se que encontraré.

Se que India es un país mágico, y como dice la página de “Mi viaje por el mundo”…

Cuando te des cuenta que inclusive las cosas opuestas son partes de lo mismo y que no pueden existir el uno sin el otro, entonces habrás cambiado, India te habrá cambiado.

India es un país mágico, recuérdalo siempre, antes, durante, o después de tu viaje por este maravillos país que me dio muchas cosas, pero que sin duda, me ha hecho cambiar mi vida en muchos aspectos.

About the author

Viajero incanzable, me encantan los libros, la fotografía, comer nuevos platillos, probar nuevas cervezas y los vinos y licores. Trato de viajar lento y documentar todo lo que veo, pruebo y escucho.

Related